Entendiendo al hueso y la osteoporosis.

Correo: contacto@cintermexico.com

Difusión: CinterMéxico

El hueso, que es un tejido vivo  con células que se renuevan continuamente  y como todo tejido vivo tiene un ciclo de vida, en el que se fortalece  y al correr del tiempo se va envejeciendo y deteriorando.

El deterioro del mismo al morir las células no presenta síntomas por lo que en ocasiones uno llega a poner en riesgo su vida  sin darse cuenta, a esto se le conoce como osteoporosis

En la clínica CinterMéxico contamos con un tratamiento de regeneración celular para revertir los daños al sistema óseo; para entender cómo funciona es necesario entender un poco de como se componen los huesos.

La micro arquitectura con la que los huesos se desarrollan es muy compleja, estos órganos están diseñados para ser muy ligeros pero extremadamente resistentes; por fuera el tejido óseo está compuesto por láminas duras llamadas  periostio lo que le brinda la dureza que caracteriza a los huesos. Por dentro el hueso se compone de componentes blandos que protegen a la médula ósea vasos sanguíneos  y nervios que, respectivamente irrigan e inervan su estructura.

El periostio se mantiene fuerte cuando tiene adecuadas concentraciones de calcio pero cuando la cantidad de este mineral no es la suficiente, la dureza de los huesos se va degradando dando paso a la osteopenia y la osteoporosis.

La osteoporosis como una enfermedad  caracterizada por una disminución de la cantidad de calcio en los huesos causando un deterioro de la micro arquitectura de los mismos, que  provoca una fragilidad de los mismos incrementando el riesgo de fractura. Es decir periostio que debe ser rígido comienza a adquirir la forma de una piedra pómez y se sigue deteriorando hasta que se hace frágil y se rompe con movimientos diarios o incluso por el simple hecho de cargar el cuerpo.

Existen tratamientos con base en calcio ingerido y vitamina D para  revertir el daño, pero cuando el daño es muy extenso la velocidad de estos tratamientos no es suficiente para poner fuera de peligro a un paciente, por lo que la terapia de regeneración celular es la alternativa más viable.

El riesgo más grave de la osteoporosis es la fractura  y las más comunes son las siguientes:

 

I) Fractura de Colles (fractura distal de cubito y/o radio)

 

II) fractura de cadera (fractura proximal del fémur)

 

III) fractura vertebral (aplastamientos vertebrales). De las fracturas osteoporóticas, la vertebral es la más frecuente, tiene un diagnóstico complicado y su tratamiento es menos eficaz. Además, la presencia de fractura vertebral es un factor de riesgo importante de aparición de nuevas fracturas, tanto vertebrales como de cadera.

Este último tipo de fractura es el más grave porque pone en peligro su vida y es un tipo de fractura  que no tiene una prognosis favorable.

Para prevenir la osteoporosis hay que tomar en cuenta que el hueso llega a su máximo desarrollo a los 35 años por lo que es recomendable hacerse una densitomtría ósea de manera anual después de los 40 o inmediatamente después de una fractura y en caso de presentar un cuadro de osteopenia  u osteoporosis  visite una clínica CinterMéxico para que personal experto valore su caso.

 

 

 

 

 

Be the first to comment

Deja un comentario